Del abrazo de la oscuridad

Hace tiempo que no escribo por aquí. Es cierto. He afrontado una serie de cambios personales que, por otro lado, venía necesitando desde hace mucho.

En el último artículo os hablaba del amor propio, de cómo para amar a otros debemos amarnos a nosotros mismos. Precisamente Octubre ha sido un mes de aprendizaje en este entorno. Es curiosa la relatividad de la oscuridad cuando se abraza con amor; de todo lo que llega a enseñar y a regalar cuando uno acepta quién es y dónde está.

En mi último encuentro con mi diosa, estuvimos conversando sobre el cambio; a ella le pedía varias cosas. Y le estoy enormemente agradecido por haberme guiado de esta manera hacia la felicidad en la que me encuentro.

Durante el mes de Octubre me he enamorado, he cambiado de trabajo, ha cambiado mi visión de futuro y he ganado seguridad en mi mismo. No se puede decir que haya sido solo un trabajo personal. Ha habido ayuda divina, y siento que ha llegado en el momento preciso. Todo empezó (o terminó de empezar) el mismo día de Samhain.

¿Casualidad? Yo no lo creo

La marea psíquica nos trae y nos lleva a diferentes puntos de vista. Reflexionamos y cambiamos nuestra perspectiva y vamos madurando con un tempo muy personal. En mi caso, he sido alguien conservador, con temor a los cambios, incapaz de creer en el amor a primera vista, fumador, algo vago y con poca voluntad para según qué cosas. Poco a poco he ido aprendiendo sobre mi mismo, recorriendo los caminos que se presentaban ante mi, relajándome y disfrutando de dónde estaba. Y cuando el camino terminaba en precipicio, donde antes me congelaba, ahora trato de saltar al saliente más próximo. Me he agotado y he vuelto con más fuerzas. Y si, hoy por hoy, soy terriblemente feliz.

Con esto os quiero decir que todo ha de llegar. Si estais pasando por un momento duro, o no podeis ver el final de un camino que parece espinoso, mi mensaje es que aguanteis. Porque fortalecerse es una parte importante del cambio, y tiene una finalidad. Valorarse, y valorar aquello que está por venir.

Mi rueda 2016 no fue nada fácil, y hoy puedo decir que tuvo sentido. El dolor es el paso previo a la paz interior. A la comprensión de muchas cosas que pasaríamos por alto si no tuvieran relevancia.

Por cada espina clavada, nace una rosa nueva.

“Si no os queréis a vosotros mismos, cómo coño vais a querer a otros”- RuPaul

hendrick_goltzius_venus-y-adonis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s